Cómo aislar una pared interior húmeda con bricolaje, ¡en economía con un resultado perfecto!

El sistema de revestimiento exterior puede ahorrar hasta un 33% de energía en una casa de 2 plantas. Por otro lado, en un edificio de apartamentos de 8 plantas, puede ahorrar hasta un 45%.

Estas cifras explican por qué se han abierto muchas obras, tanto públicas como privadas, incentivadas por la disponibilidad de deducciones fiscales por eficiencia energética.

En el sector de la construcción ecológica, los nuevos materiales allanan el camino para el uso de soluciones aún más eficientes y claramente sostenibles, no solo para el interior de una casa, sino también para el exterior.

De hecho, estas soluciones son capaces de actuar sobre todo en las paredes útiles para dividir las habitaciones de la casa. Entre estas soluciones, una de las más eficientes es sin duda la que involucra el corcho.

El uso de corcho para aislar la pared puede suponer un gran ahorro.

Para saber cómo funciona y cómo utilizarlo, solo tienes que seguir desplazándote hacia abajo en la página.

Aísle la pared interior: Utiliza el corcho de esta manera.

Para entender cómo usar el corcho, es necesario entender cómo este objeto logra aislar una pared de una manera excelente.

De hecho, los paneles de corcho son perfectos para contrarrestar la humedad de las paredes interiores domésticas, y también es uno de los materiales más ecológicos y también el más práctico de usar. De hecho, pueden retener el calor durante la temporada de invierno y dar un ambiente más fresco durante los meses de verano.

 

Al usarlo, por lo tanto, será posible minimizar el uso de calefacción y, por lo tanto, también la formación de moho y humedad dada por la condensación.

Estos paneles de corcho también tienen la capacidad de mejorar la insonorización y hacer que la habitación sea más saludable y seca.

Obviamente, para utilizar el corcho con el fin de aislar las paredes, es necesario contar con la ayuda de profesionales del sector. Al mismo tiempo, también es posible completar este trabajo por su cuenta.

El material a comprar es un panel de corcho expandido transpirable, 100% natural y diseñado para durar en el tiempo. Además, el corcho debe ser certificado como un material seguro para los seres humanos después de probar la emisión de sustancias químicas (COV).

Así que en la etiqueta hay que leer las iniciales y logotipos de los protocolos de seguridad.

De hecho, para un trabajo de bricolaje bien hecho, es necesario utilizar paneles para instalación en seco, es decir, aquellos como CORK – SELF ZERO. Estos paneles son sencillos y también rápidos de instalar. De hecho, deben ser aislantes y deben fijarse con las tiras suministradas o fijarse con el uso de materiales adhesivos.

Como alternativa, es posible utilizar láminas de acabado de placas de yeso, láminas de acabado de fibra de yeso e incluso lamas de madera. En definitiva, tienes que utilizar el material que tengas disponible.

¿Qué grosor debe tener el tablero de corcho para que sea efectivo?

Hay varios espesores de paneles de corcho que son útiles para aislar una pared. Los más clásicos y más comunes son los paneles de corcho aglomerado que tienen un espesor de 1 centímetro y para los indicadores externos debe ser de un máximo de 20.

En lo que respecta a los interiores, en cambio, la densidad del panel a adquirir debe ser de unos 155 kg por metro cúbico. De esta forma, también se conseguirá obtener un excelente aislamiento térmico-acústico.

Los más finos y a la vez eficientes son los rollos de corcho comprimido, que tienen una mayor densidad de alrededor de 200 kg por metro cúbico, pero al mismo tiempo son más delgados, que van de 2 a 10 milímetros.

Los materiales más modernos también se pueden dejar a la vista después de decorarlos, quizás, con pinturas naturales.

Ahora es el momento de ponerse manos a la obra. Si necesitas más información sobre el tema, te dejamos AQUÍ  el enlace para pinchar en