Poseer un jardín o tierra cultivable es una gran ventaja. Aquí, en este sentido, cómo multiplicar el olivo de forma económica

La ciudad es hermosa; el mar es hermoso, pero también sumergir las manos en la tierra y sentirse en contacto con la naturaleza da emociones indescriptibles. Evidentemente, como decían los latinos, ” de gustibus non disputandum est “, es decir, ” no hay discusión sobre gustos “. Y por eso elegimos nuestras aficiones en relación a lo que nos hace sentir bien. Los hay a los que les encanta pasar el tiempo paseando por las callejuelas de la ciudad y los que no pueden prescindir del mar, ni siquiera para mirarlo. Y luego están los que, en cambio, pasarían horas y horas al aire libre ocupándose del arte de la jardinería .

De hecho, las flores, las plantas y los árboles no guardan secretos para los aficionados a este sector. Cuidar tu jardín no solo regenera mente y cuerpo, sino que también es una excelente manera de pasar tu tiempo libre y dedicarte al cultivo de lo que, en su momento, podremos disfrutar con nuestros seres queridos. Muchas de las personas que tienen un gran espacio abierto en casa -o cerca de él- suelen plantar uno o varios olivos . Y esto, como todos sabéis, garantiza la elaboración de un aceite excelente.

En algunos casos, puede existir la necesidad o el deseo de aumentar el número de olivos en el jardín. Pero para comprar una nueva planta, dependiendo de su tamaño y edad, es necesario gastar dinero, algo que no todos, especialmente hoy en día, pueden permitirse. En estos casos, sin embargo, existe un método sin coste que nos permite dar vida a nuevos olivos de forma totalmente autónoma .

Multiplicar el olivo: cómo hacerlo sin gastar dinero

No, esto no es una broma: es realmente posible obtener nuevos olivos sin tener que comprar necesariamente una nueva planta. Para esto, sin embargo, es necesario poseer ya un olivo, y posiblemente, que sea hermoso y fuerte.

Cómo multiplicar el olivo

En primer lugar, pues, empecemos por cortar una rama de nuestro olivo, pero no cualquiera. La rama elegida, de hecho, debe tener más de un año . Después de eso, inicialmente, todo lo que tienes que hacer es dejarlo en remojo durante unas doce horas.

Pasado el tiempo necesario, necesitaremos una caja, para esparcir en su interior una mezcla de tierra, turba y estiércol maduro . Una vez preparada nuestra base, podemos trasladar la rama previamente remojada a la caja, y recordar regarla todos los días durante al menos dos meses. De esta forma se formarán nuevas raíces, y en ese momento nuestro pequeño olivo podrá ser trasladado a la tierra.

Propiedades y beneficios del uso del aceite

La cocina italiana es una de las mejores, más sabrosas y más apreciadas del mundo, y por ello también hay que decir gracias a la gran calidad de las materias primas que utilizamos para cocinar. Tener la posibilidad de cultivarlos con tus propias manos representa un gran valor añadido, y los que tienen la suerte de tener olivos y producir su propio aceite lo saben bien .

Los beneficios del aceite

El “oro verde”, como suele definirse, además de ser perfecto para condimentar nuestros platos, también es fundamental para nuestro organismo. De hecho, contiene una alta dosis de vitaminas ; reduce los niveles de colesterol malo en la sangre y cuida nuestro sistema cardiovascular . Además, el aceite también posee magníficas propiedades hidratantes , capaces de nutrir y dar un aspecto más luminoso y saludable a la piel y el cabello .