¿Sabías que un simple movimiento es suficiente para acabar con todas las plagas que han atacado tus plantas? Los jardineros también usan este método, ¡veamos en qué consiste!

El tratamiento de las plantas con métodos naturales es ciertamente preferible a las sustancias químicas que liberan compuestos nocivos en el medio ambiente y son malos para la salud. Sin embargo, probablemente no sepa que también puede utilizar los desechos de alimentos para cuidar de manera efectiva las plantas, como las cáscaras de limón.

Así es, tienen un poder excepcional para alejar las plagas de las plantas y permitirles crecer perfectas y sanas. Este método también lo utilizan los jardineros, expertos en el cultivo de plantas y por tanto expertos en protegerlas de los ataques de parásitos.

Desafortunadamente, a menudo sucede que los ácaros, hongos, hormigas e insectos de todo tipo se asientan en las plantas hasta que mueren. Sin embargo, si intervienes con el método de la cáscara de limón, tus plantas seguirán creciendo exuberantemente. ¡Aquí están todas las propiedades y beneficios de la cáscara de limón y cómo usarlos!

Limón

Propiedades de la piel de limón

Una nota positiva de usar cáscaras de limón para hacer que las plantas estén más saludables es que ya no tienes que tirarlas, lo que reduce la cantidad de desechos. Estos restos de comida tienen unas propiedades increíbles que te permiten eliminar los parásitos que enferman las plantas y resecarlas.

Gracias a su cantidad de potasio, nitrógeno y fósforo, las cáscaras de limón ofrecen a las plantas enormes nutrientes que enriquecen el suelo, ayudándolas a mantenerse sanas y prósperas. Las plantas se vuelven más resistentes a los ataques de insectos y pueden desarrollarse y crecer.

La piel de limón previene las infestaciones de numerosos parásitos, incluidos los pulgones, y ayuda a prevenir y tratar sus ataques de forma natural, actuando como un auténtico insecticida.

Cáscaras de limón en el suelo para protegerse de las plagas

Una forma sencilla de aprovechar las propiedades antiparasitarias de las cáscaras de limón es cortarlas en trozos y colocarlos en el suelo, intentando crear un círculo de cáscaras alrededor de la planta.

De esta manera aumentará el pH del suelo, que será más ácido , por lo tanto poco agradable para los parásitos. De hecho, estos se mantendrán alejados de las plantas ya que no les gusta el olor a cítricos. También puedes enterrar las cáscaras de limón y formar una especie de compost para luego usar como fertilizante para tus plantas.

Con este método ahorrarás en la compra de fertilizantes y ya no gastarás dinero en el cuidado de las plantas del jardín o huerta. Además, estás seguro de que estás utilizando un producto absolutamente natural, que no contiene sustancias nocivas para la salud tanto de humanos como de mascotas.

Cucaracha en el grifo

Fertilizante casero con cáscaras de limón

Preparar un abono en casa con cáscaras de limón es muy sencillo , así es como lo tienes que hacer:

  • Pela dos limones frescos;
  • Hervir las cáscaras en 1 litro de agua;
  • Deje que el líquido se enfríe;
  • Deje reposar la solución durante 3 días.

Una vez transcurrido el tiempo, transfiera la mezcla resultante a una botella con atomizador y rocíela sobre las plantas. Gracias a este excelente abono casero con ingredientes naturales podrás tener plantas hermosas y exuberantes.

Los aceites esenciales liberados al hervir en el agua de las cáscaras de limón serán efectivos para mantener alejadas las plagas y al mismo tiempo mantener las plantas sanas y perfectas. Use este fertilizante por lo menos dos veces al mes para asegurar un desarrollo óptimo de la planta .

Puedes utilizar este abono cuando quieras, en cualquier época del año, porque siempre es eficaz y no tiene contraindicaciones ni con calor ni con frío.

Como ves, con este sencillo y eficaz método de poner en práctica, has solucionado tanto el problema de los parásitos en las plantas como el de encontrar un abono natural y barato. Y lo bueno es que puedes usarlo en cualquier planta, ¡sin reservas!