• Insertar ajo en el suelo ayuda a prevenir eficazmente las infestaciones de insectos.
  • El uso de posos de té y café puede mejorar enormemente los nutrientes del suelo.
  • Para combatir las plagas de insectos, puedes eliminar las plagas colocando cerillas en la tierra.
  • Incorporar una pequeña cantidad de azúcar a tu régimen de riego potencia la salud y el brillo de tus plantas.
  • Agregar carbón, ya sea en trozos o en polvo, al suelo puede mejorar el verdor de su planta.
  • La reutilización del agua de huevos cocidos y verduras enriquece notablemente tanto el suelo como las plantas.
  • Una solución de vinagre blanco o de manzana mezclada con agua, cuando se pulveriza sobre las plantas, resulta ventajosa, especialmente para aquellas expuestas a la luz solar directa.
  • Una pulverización mensual de una solución de levadura y azúcar nutre y fortalece las plantas.
  • La aplicación de canela en la superficie del suelo ayuda a proteger contra los hongos, estimula el crecimiento de las raíces y ayuda a mantener las hormigas alejadas de las plantas.