Descubra el truco definitivo para pelar nueces: hervir nueces, ¡un método genial que pocos conocen! Una vez que lo pruebes, ¡no volverás!

Mientras que algunos optan por nueces peladas, otros disfrutan de la satisfacción de abrirlas ellos mismos. Si perteneces al último grupo y luchas con el caparazón, no temas. Tenemos no sólo una, sino tres formas eficaces de pelar nueces sin esfuerzo. Dile adiós a las molestias con estos prácticos trucos.

El agua hirviendo es el arma secreta que no sabías que necesitabas. ¡Es un cambio de juego! Las nueces son una fuente inagotable de nutrición, recomendadas por los expertos por su rico contenido en ácidos grasos esenciales, fibra y proteínas. A pesar de su alto contenido calórico, principalmente proveniente de grasas saludables, sus beneficios superan con creces cualquier preocupación.

A la hora de comprar nueces tienes dos opciones: prepeladas o con cáscara. Los nutricionistas se inclinan por lo último, ya que la cáscara conserva mejor nutrientes vitales como el Omega-3. Sin embargo, los prepelados siguen siendo una opción cómoda y nutritiva.

Pelar nueces no tiene por qué ser una tarea ardua. Aquí hay tres métodos a prueba de fallas:

  1. Agua hirviendo:
    • Hierva agua, agregue las nueces y déjelas hervir a fuego lento durante un minuto.
    • Apagar el fuego, escurrir las nueces y dejar que se enfríen un poco.
    • Ábralos con facilidad usando un cascanueces, ya que las cáscaras blandas hacen que pelarlas sea muy fácil.
  2. Microonda:
    • Coloca las nueces en un recipiente apto para microondas con agua y calienta hasta que hierva.
    • Una vez enfriados, pélalos a mano o con un cascanueces.
  3. Horno Tradicional:
    • Precalienta el horno a 180°C, coloca las nueces en una bandeja para horno y hornea por al menos 5 minutos.
    • Las cáscaras se endurecerán ligeramente, lo que hará que sea más fácil abrirlas más tarde.

¡Prueba estos métodos y dile adiós para siempre a la lucha de pelar nueces!