Los amantes de la jardinería sin duda sentirán curiosidad por saber cómo  cultivar una planta de manzano a partir de posos de café.  Con este truco no necesitas un gran jardín para plantar un manzano, sólo un poco de paciencia y trabajo.

El truco para plantar una manzana en posos de café

¡Con este truco podrás  obtener una planta a partir de la semilla de una manzana plantándola en  posos de café  ! Puede parecer extraño, ¡pero realmente funciona!  Puedes utilizar simples monodosis   de la máquina de café y conseguir   una planta  en poco tiempo   .

1. Recoge las semillas

Necesitas una  manzana madura  . Córtalo y divídelo en  dos partes iguales.  Mete las semillas dentro de la manzana, debe   haber entre 4 y 8 semillas  por manzana.   Después de recolectarlos, enjuáguelos  con agua.

2. Prepara los posos del café

Ahora toca preparar el “sustrato  ” o posos de café para tu  planta  . Necesitas  almohadillas blandas compostables  , es decir, las de las cafeteras electrónicas.  Usa un cuchillo para cortar una cruz  en la superficie del gofre.

Ahora, con unas pinzas, planta   una   pequeña semilla  en la vaina  a una profundidad de aproximadamente  medio centímetro  . Finalmente, rocíe  suficiente agua de una botella rociadora  sobre la cápsula para humedecerla. 

Atención  : La vaina debe  ser compostable  .

3. Ponlo a la luz.

Transfiera la vaina a un recipiente de plástico para almacenar alimentos. Cierra herméticamente el recipiente y luego colócalo en un  lugar muy luminoso  ,  pero sin exponerlo a la luz solar.

LEA TAMBIÉN:    Cáscaras de mandarina, no las tires: “valen su peso en oro” | Colóquelos en el alféizar de la ventana | ¡Puedes hacer cualquier cosa con él!

4. Plantar en macetas

Después de unos días, revisa la cápsula. Notarás que la  semilla comenzará a  germinar  y a salir de la vaina.

El café contenido en cápsulas es un auténtico  fertilizante natural.  De hecho, es rico en nitrógeno y nutrientes que pueden hacer germinar la semilla en muy poco tiempo. Ahora coge una maceta de unos   10 centímetros de diámetro  y ponle un poco  de turba  . Planta la  vaina con el brote  adentro y cubre con más turba. Una vez hecho esto,  humedece   la tierra.

Después de aproximadamente una semana verás que el  brote   ha crecido  y   comienza a desarrollar  la apariencia de una pequeña hoja . Después de 20 días,  el brote parece una   plántula real  .

5. Cuida la plántula

¡Ahora el plan está listo!  Es recomendable tenerlo al aire libre en un  lugar  luminoso  pero protegido del sol   . La tierra siempre debe estar humedecida al principio. Por tanto, riega la planta  con más frecuencia en los meses más cálidos.

Fertilizar  la plántula es importante  para que se desarrolle adecuadamente con el tiempo. Si es primavera es preferible el uso de  sulfato de amonio  . En los meses de invierno, sin embargo, se puede   utilizar sulfato de potasio  .

El trasplante debe  realizarse  una vez al año  para permitir que la planta crezca. Con el paso de los años, si tienes jardín o mucho espacio exterior, ¡podrás conseguir un manzano de verdad!

 

Para más consejos o dudas consulta siempre con tu jardinero de confianza.