A continuación te explicamos cómo conseguir que las orquídeas florezcan incluso en los meses más fríos y cuidarlas de la mejor manera posible: Sigue los consejos de los expertos.

Hacer florecer las orquídeas

Las orquídeas son una de las flores más populares y utilizadas  tanto en hogares como en oficinas, pero  fácilmente corren el riesgo de marchitarse y morir si no se cuidan adecuadamente  . Aquí le mostramos cómo cuidarlos mejor y hacerlos prosperar.

Hacer florecer las orquídeas

Las orquídeas son flores elegantes y coloridas que suelen alegrar balcones, hogares y oficinas. Sin embargo, en los meses de invierno estas plantas sufren el frío  y para cuidarlas de forma óptima basta con seguir los consejos de los expertos. De hecho  , no es necesario ser jardinero o florista para tener una orquídea hermosa y bien cuidada  , incluso si tiene fama de ser una planta extremadamente delicada. Lo que nunca debes hacer con una orquídea es  tratarla como otras plantas domésticas  , porque a diferencia de la mayoría, sufre el frío en invierno y necesita cuidados especiales.

De hecho,  los meses de diciembre, enero y febrero pueden resultar especialmente críticos para estas plantas  . Por eso, es importante tomar las precauciones adecuadas para evitar que se echen a perder o mueran. Veamos juntos cómo cuidar las orquídeas:  con estos consejos sobrevivirán al invierno y florecerán  magníficamente en primavera.

Un consejo

Consejos para las orquídeas

Para que una orquídea se sienta cómoda necesita primero  un ambiente equilibrado  y con unas condiciones determinadas: necesita  mucha luz directa y una temperatura que fluctúe entre el día y la noche  . En particular, hay que tener cuidado  de colocar las orquídeas cerca de una ventana orientada al sur o al este  , pero evitar la luz solar directa, de lo contrario las hojas podrían quemarse. En cuanto a la temperatura,  debe ser cálida durante el día, entre 20 y 25 grados, y fresca por la noche, entre 15 y 18 grados  .

Hablando de agua,  sin embargo, las orquídeas requieren una cantidad media de agua  , que hay que reducir en invierno esperando a que el sustrato se seque por completo antes de volver a regar la planta. Además,  el agua debe estar tibia y no dura  . Por el contrario,  la humedad debe ser alta, entre el 40% y el 70%  . Por ello, puedes utilizar un humidificador o colocar la planta sobre una  bandeja con grava húmeda  , ya que la calefacción interior de las casas tiende a secar el aire.

los meses de invierno

Durante los meses de invierno, las orquídeas se encuentran en periodo de “reposo vegetativo”  , por lo que necesitan menos  abonos (  máximo una vez al mes  , con la mitad de la concentración recomendada)  y el abono debe contener todos los micronutrientes necesarios para su bienestar  (nitrógeno, fósforo y potasio). Si las plantas presentan signos de enfermedades o plagas  (raíces podridas, sustrato dañado, etc.),  conviene trasplantarlas o podarlas inmediatamente  para evitar que los daños se extiendan al resto de la planta.