Leche en las plantas, todos la vierten en el jardín. El maquillaje de los campesinos es realmente extraordinario.

Hola amantes del pulgar verde! Quizás algunos de ustedes no sepan que la leche (especialmente la de vaca) si se usa correctamente en las plantas puede ser un gran aliado.

De hecho, la leche puede hacer que las plantas crezcan y florezcan gracias a sus nutrientes y puede usarse para plantas de jardín, huerto y apartamento.

Veamos específicamente las razones por las que debemos usarlo.

 

Leche en las plantas, el truco del granjero es realmente extraordinario

Abonar

La leche puede ser un fertilizante líquido muy bueno. De hecho solo tenemos que añadirlo a nuestro abono orgánico. Advertencia: es importante recordar que la leche caducada se puede utilizar de forma segura.

Desinfectar y limpiar las herramientas de trabajo.

Si no se limpian adecuadamente, nuestras herramientas pueden enfermar a las plantas por el ataque de algunos parásitos. Lo que tenemos que hacer es muy sencillo: solo tenemos que mojar un algodón en la leche y pasarlo por las herramientas después de usarlas. Estarán mejor desinfectados y podremos usarlos sin miedo.

Fertilizante

La leche puede convertirse en un abono natural excepcional. Solo tenemos que verter un poco en la regadera para que nos salga un 80% de agua y el resto leche. Eso sí, hay que regar las plantas con leche una vez al mes, como máximo dos.

Fungicida y da protección contra insectos y parásitos

La leche contiene propiedades antibacterianas y fungicidas. Además de esto, puede proteger contra la mosca blanca, la araña roja y el pulgón. En definitiva, protege la planta de forma natural.

Si tenemos una planta que ya ha sido atacada por hongos debemos utilizar una mezcla que contenga bicarbonato de sodio. Debemos verter 20 gramos de bicarbonato de sodio en una botella con atomizador que contenga un litro de agua y ¼ de litro de leche. Agitamos bien para derretir el bicarbonato y luego lo rociamos en las zonas más oscuras una vez por semana.

Si por el contrario queremos prevenir este problema, debemos verter 10 partes de agua en un litro de leche. Luego tenemos que transferir el resultado a una botella de spray y mojar el tallo y las hojas. Esta operación debe realizarse una vez al mes y no regar la planta durante las siguientes 24 horas.

pH del suelo

Con una planta que necesita tierra alcalina necesariamente debemos usar leche. Esto es importante porque el calcio en la leche reduce la acidez del suelo. Simplemente vierta una cucharada de leche en polvo en un litro de leche. Después de eso, mezclamos y vertemos el resultado en el suelo.

limpia las hojas

Las hojas deben limpiarse con frecuencia debido a la suciedad que inevitablemente se acumula en ellas todos los días. Esto obstruye los poros y la planta tiene dificultad para respirar. Por tanto bastará con mojar un paño con un poco de agua y pasarlo sobre las hojas. Tras esta operación podremos admirar hojas brillantes y limpias.

¡Diría que no queda nada más que hacer que ponerse a trabajar!