¡Elimina pulgones y cochinillas de tus plantas sin esfuerzo con estas soluciones sencillas y naturales!

Para los amantes de la jardinería, mantener un balcón adornado con diversas plantas puede ser un deleite. Sin embargo, es común que aparezcan visitantes no deseados como pulgones, cochinillas y chinches. Por lo general, la gente recurre a productos químicos costosos para combatir estas plagas, pero con el tiempo pueden dañar el medio ambiente, la salud de las plantas y el bienestar personal.

Para evitar el uso de productos químicos nocivos, existen remedios caseros que son rentables y de fácil acceso. Estos trucos domésticos pueden mantener a raya a los insectos de forma eficaz, preservando la exuberancia de su jardín y el equilibrio del ecosistema de su hogar.

Descubre cómo defenderte de los insectos y disfrutar de las plantas más espléndidas del barrio con estos métodos naturales. ¡No te arrepentirás!

Dígale adiós a los pulgones y las cochinillas con estas soluciones rápidas de bricolaje:

  1. Mezcla de ajo y cebolla para pulgones, chinches y oídio:
      • 1,5 litros de agua
      • 50 g de ajo
      • 25 g de cebolla Hervir los ingredientes durante 20 minutos, dejar enfriar, colar y pasar a un atomizador sin diluir.
  2. Solución de jabón de Marsella (eficaz contra piojos, pulgones, cochinillas y otros insectos de cuerpo blando):
      • Aproximadamente 100 g de jabón de Marsella
      • 1 litro de agua Rallar el jabón en escamas finas, derretirlas en agua, guardar la solución en una botella cerrada y diluir antes de usar. Pulverizar sobre las plantas.

     

  3. Remedio con vinagre para pulgones, cochinillas y como repelente de hormigas:
      • 1 litro de agua
      • 500 ml de vinagre Mezcla los ingredientes, humedece un algodón con la solución y limpia suavemente cada hoja para mantener alejados a los insectos.
  4. Método del aceite de neem contra los pulgones:
      • 15ml de aceite de neem
      • 1 litro de agua Mezcle aceite de neem con agua, transfiéralo a un recipiente rociador y aplíquelo directamente sobre la planta.

     

Protege tus plantas sin esfuerzo utilizando estos remedios naturales. ¡Feliz jardinería!