La flor que tradicionalmente es “interrogada” sobre asuntos amorosos es también una de las primeras flores que anuncian la llegada de la primavera. Crece de forma espontánea en cualquier tipo de suelo, pero también puedes cultivarla en maceta siguiendo las instrucciones del artículo.

Hay muchas curiosidades por saber sobre la  margarita , la flor que más que nada, considerando su crecimiento espontáneo en casi todo tipo de suelo, anuncia la llegada de la primavera , pero que para ser más que precisos, no es una flor verdadera y propia, sino de un conjunto de muchas flores pequeñas.

La parte amarilla de la flor, llamada “cabeza de flor”, estaría en realidad formada por muchas pequeñas flores en forma de tubo:  por otro lado, la margarita pertenece a la familia Asteraceae, o Compuesta , es decir, especies que no tienen un flor única en el tallo, sino una inflorescencia de pequeñas flores que, además, al atraer varios insectos, favorecen la polinización .

La margarita también está llena de significado y no se puede olvidar que también es la única flor utilizada para el famosísimo gesto de “Me quiere, no me quiere”. Para investigar el significado de este gesto necesitamos dar un paso atrás en el tiempo, y remontarnos a la Edad Media cuando la margarita era utilizada por las mujeres jóvenes al aceptar la declaración de un pretendiente, si se usaba para decorar el escudo de armas de este último. De lo contrario, si las margaritas se colocaban en la cabeza de la mujer, significaba que tenía dudas sobre la declaración recibida.

Este gesto parece tener su origen en  la costumbre de Margarita de Provenza de considerar la flor como una especie de oráculo, al que ella misma interrogaba si tenía alguna duda sentimental. Su hermano le habría regalado la flor, con el objetivo de permitirle saber algo sobre la suerte de su marido Luis IX de Francia , prisionero de los sarracenos. Según la leyenda , Margherita cuestionó las margaritas hasta que regresó su marido y en ese momento la mujer le mostró a su marido todos los pétalos recogidos durante su ausencia, para demostrar su devoción. El rey quedó tan impresionado que decidió agregar tres margaritas plateadas al estandarte de la casa.

Como hacer crecer margarita
  • 1.
    Descripción
  • 2.
    Variedad
  • 3.
    cultivo y cuidado

Descripción

Con toda probabilidad, la margarita es la flor que aparece con mayor frecuencia en los dibujos infantiles, la más representativa de la categoría y, por ello, también la más conocida. Su tallo es erecto, de aspecto esbelto y sinuoso, las hojas bastante escasas, mientras que la “cabeza de la flor” es amarilla y tiene numerosos pétalos blancos unidos entre sí.

Variedad

Es una planta perenne , y puede pertenecer a dos géneros diferentes de la misma familia Asteraceae : el género Leucanthemum que incluye la Leucanthemum vulgare , la clásica margarita, y la Leucanthemum atratum cuyas flores no superan los 30 cm de altura, y el género Bellis , que distingue a la perenne Bellis , es decir, la llamada “pratolina” o margarita de pradera , con hojas más pequeñas en forma de roseta y de porte más rastrero.

cultivo y cuidado

Exposición

Sin duda, la plena exposición al sol favorece el cultivo de esta flor primaveral. La margarita , sin embargo, se puede plantar en sombra parcial, sin que esta exposición obstaculice el desarrollo de la planta.

Tierra y estiércol

Para cultivar la margarita, cualquier tipo de suelo es válido aunque, en algunos casos, puede ser más adecuado utilizar un suelo ligeramente calcáreo. Una regla a seguir es asegurarse de que el suelo se mantenga siempre húmedo y bien drenado.

En cuanto a la fertilización , es recomendable un producto orgánico, o eventualmente, a principios de primavera, un fertilizante granular de liberación lenta con un alto contenido en potasio.

riego

La margarita necesita riegos bastante frecuentes: tres o cuatro riegos semanales en primavera, y luego riegos diarios en verano, sobre todo en los días más calurosos. Durante el periodo de descanso vegetativo, es mejor no regar demasiado: una vez cada dos semanas es más que suficiente.

Antes de dar agua a la margarita, verifique si la planta realmente necesita agua: si el suelo está seco, puede continuar, de lo contrario, si todavía está húmedo al tacto, espere hasta mojar la planta.

Poda

No es necesario podar la margarita, por lo que basta con eliminar solo las partes desperdiciadas.

Enfermedades y plagas

La margarita es una planta muy resistente, pero existen algunas diferencias entre un género y otro: el género Bellis , por regla general, no teme a las enfermedades y parásitos, mientras que el género Leucanthemum puede temer a los pulgones o caracoles.