Press ESC to close

Suelos cálidos: ¡este es el método correcto!

En invierno hace frío, y eso está fuera de toda duda, pero hay un método para tener suelos cálidos y cómodos. En las casas de nuevo diseño, la calefacción ya no se difunde con los calefactores de pared clásicos, sino que pasa por debajo del suelo. De esta manera, el calor sube a la parte superior y hace que el clima interior sea mucho más confortable.

¡Pero la mayoría de los apartamentos siguen siendo anticuados! Entre accesorios, cavidades, radiadores mal distribuidos, muchas veces no logramos lograr el calor deseado dentro del hogar.

Luego podemos intentar colocar un panel de papel de aluminio detrás de los radiadores para aumentar su efectividad, serpientes a prueba de corrientes de aire debajo de las ventanas para evitar que el aire exterior entre en las habitaciones, alfombras en casi todas partes para difundir el calor, pero si también queremos tener pisos cálidos, ¡tenemos disponible un método infalible, que hará que la vida en casa sea mucho más placentera!

¡A continuación te explicamos cómo hacerlo!

Esta es la forma correcta de tener pisos cálidos

Esta es la forma correcta de tener pisos cálidos

Si ya hemos adoptado todas las soluciones para contener la pérdida de calor dentro del hogar, pero los suelos son nuestra molestia porque permanecen fríos y hacen que el ambiente interior sea incómodo, podemos probar este truco trivial a la vez que brillante.

Primero lávelos por primera vez con agua caliente (al menos 40 °), pero agregue una pizca de limón y una cucharadita de bicarbonato de sodio al balde. Esperamos a que comience la reacción química y luego a que la efervescencia se desvanezca, luego empapamos el trapo, lo escurrimos (¡recuerda usar guantes de látex!) y lo limpiamos en la superficie de la casa.

Ahora vacía la palangana y llénala por segunda vez con agua caliente (esta vez incluso podemos llegar a 60°), un puñado de copos de jabón de Marsella, nuestro fiel bicarbonato de sodio y unas gotas de esencia de lavanda (si quieres). Mezcle todo en el lavabo y con un paño limpio, haga una segunda ronda de limpieza en los pisos. Sea cual sea la superficie, retendrá el calor del agua y lo liberará lentamente, haciendo que nuestras habitaciones sean más cálidas y acogedoras.

¡Pruébalo y mira si quieres! ¡Siempre funciona!